Emblema checo




El emblema checo es muy bonito, por lo que hay que pintarlo con mucho cuidado. Representa a un león blanco y gris de pie sobre sus patas traseras. Tiene una corona dorada en la cabeza (se puede usar amarilla), las uñas también son del mismo color. El fondo debe ser un tono de rojo oscuro. Pintura creativa