Selva con un dragón




Flores, hojas, plantas y... ¡un dragón! Mira, esta criatura voladora está sentada entre las plantas y las observa en su mejor momento. Parece un dragón muy tranquilo, pero hay que tener cuidado, porque nunca se sabe. Coge tus lápices de colores y colorea el dibujo con cuidado.